miércoles, septiembre 14, 2005

NEWS



El día de hoy, en la plaza Oruba, un hombre hizo explotar una bomba dentro de un minibús. Por ese suicida y otros que hicieron detonar bombas en Bagdad, al menos 150 personas fueron asesinadas. Más al Occidente, en Londres, el jefe de la policía declara que un ataque sobre la City, la delegación donde los emporios desarrollan sus transacciones, un barrio de inmensos edificios, transitadísimo entre semana y fantasmal en sábado y domingo, es cosa inevitable. Aún más a Occidente, Bush nos da una lección sobre cómo antes de matar a los otros los usamericanos se saben matar, sine qua non, entre ellos. Yo veo las cosas, sigo las rutas del transporte y espero sin paz ninguna noticia.

Fotografía: Hadi Mizban