sábado, septiembre 17, 2005

15 de septiembre

―Vamos, es cosa de llegar a Tlalpan. Desde ahí podremos olvidar la noche. Yo conozco un hotel barato.
―Termina con el país, júrame qué puedes terminar con el país.
―Te lo juro, mañana lo planeamos, ahora vamos a entrar.
―Mira que tengo miedo.
―Sí, yo sé… es la noche, es ese cielo que truena, pero verás que mañana todo se habrá acabado.
―¿Mañana? ¿Quién putas inventó esa palabra?

.