jueves, agosto 03, 2006

4


Para que no se asusten por la falta de respeto a las figuras que viven e infectan las pontificadas instituciones, va una caricatura de Steve Bell, publicada en Guardian. Una caricatura como tantas otras de las que se publican en el mundo, sin que haya tanta alharaca. My Lord, pensar que el cerril de Fox rompió relaciones con un país porque lo llamaron cachorro del imperio.



...