sábado, octubre 29, 2005

Ontología del link

El problema de los bloguitas es que se toman todo al pie de la pantalla. Hay algunos desprecios y algunos afectos que no se deben de continuar a través de la escritura, por varias razones. Una, porque a veces quien escribe es muy diferente de a quien se odia o se quiere. Hay quien cuando escribe es hipócrita, estilizado o fatua. Dos, porque el odio y la amistad se pueden continuar, también, en el ring, en la cantina o en la cama. Así que lo que dije fue que el blog era una extensión de la amistad y del odio, y lo puedo precisar: el blog es, para mí, una continación, sólo una más, de las formas espectrales del odio y la amistad.

...