martes, junio 13, 2006

Verano

Treinta grados. El cambio radical. Ya presiento la canícula. De pronto, cuando uno tiene más de un hogar, se da cuenta de la fatalidad y futilidad de la vida en cada estación del año.

...