domingo, noviembre 06, 2011

Domingo

Ya pasa del mediodía, algunas personas caminan por el parque, otras están sentadas en la banca. Un camión de mudanzas está parado frente al edificio. No han hecho ningún movimiento en las últimas 4 horas. Se escucha el sonido de algunas puertas de vez en cuando. El viento entra por los corredores que crean las ventanas. Hay una ligera llovizna. Todo tiene un dejo de inminente turbación. Incluso quien practica con su chelo parece hacerlo en un estado manifiesto de quietud.


...