viernes, abril 14, 2006

Miércoles de cenizas

Se apilan las cajas en mi casa, ahora las sorteo para llegar a mi cama, donde una mujer duerme y sonríe. En lo alto de la tragedia, imagina que la amo, y yo se lo agradezco con el único fragmento de honestidad que me queda: el temor.


...